Muchos negocios han adoptado la nube en sus operaciones en los últimos años. La nube se refiere a un sistema de uso de servicios informáticos a través de internet.

Las compañías invierten altas sumas de dinero desarrollando e instalando softwares para mejorar sus operaciones.

Tu equipo de trabajo puede acceder al servicio en cualquier momento y desde cualquier lugar para completar sus tareas. Ahora ganar dinero será más visible, pues no es necesario invertir en costosos muebles de oficina.

Los servicios de computación en la nube se dividen en tres categorías principales: plataforma como servicio (PaaS), infraestructura como servicio (IaaS) y software como servicio (SaaS).

¡Puedes elegir cualquiera de estos servicios según las necesidades de tu negocio! Si no estás seguro de pasar de la forma tradicional de informática, estos son los principales motivos por los que debes trasladar tu empresa a la informática en la nube.

Se reducen costos

Establecer y administrar un centro de datos es costoso. Necesitas comprar el equipo adecuado y contratar técnicos para instalar y administrar el centro. Cuando cambias a la computación en la nube, solo pagarás por los servicios adquiridos.

Los proveedores cobran los servicios de computación en la nube según las características, el almacenamiento, el número de usuarios, el tiempo y el espacio de memoria, etc.

Por lo tanto, puedes elegir un paquete que se adapte a tu presupuesto y por consiguiente ahorrar costos.

Flexibilidad

Uno de los principales beneficios de la computación en la nube es la movilidad. El servicio te brinda a ti y a tus empleados la flexibilidad de trabajar desde cualquier lugar.

Puedes reducir el número de estaciones de trabajo en tu oficina y permitir que algunos empleados trabajen desde casa para ahorrar costos. La computación en la nube te permite monitorear las operaciones en tu negocio de manera efectiva.

Solo necesitas una conexión a internet rápida para obtener actualizaciones en tiempo real de todas las operaciones.

Escalabilidad

La forma tradicional de planificar un crecimiento inesperado es comprar y mantener servidores, almacenamiento y licencias adicionales. Pueden pasar años antes de que realmente utilices los recursos de reserva.

Escalar los servicios de computación en la nube es fácil. Puedes obtener espacio de almacenamiento adicional o funciones cuando los necesites. Tu proveedor simplemente actualizará tu paquete en minutos, siempre que cumplas con el costo adicional.

No es necesario un plan de respaldo

El sistema de cómputo tradicional requiere planes de respaldo especialmente para el almacenamiento de datos. Un desastre puede conducir a la pérdida permanente de datos si no hay almacenamiento de respaldo en su lugar.

Las empresas no requieren medios de este tipo cuando se almacenan datos en la nube. Los datos siempre estarán disponibles siempre que los usuarios tengan conexión a internet.

Algunas empresas utilizan servicios de computación en la nube, pues los datos estarán disponibles siempre que los usuarios tengan conexión a internet. Las empresas también hacen uso de la nube como respaldo y como plan para la recuperación de desastres.

Seguridad de los datos

A veces, el almacenamiento de datos en la nube es más seguro que almacenarlo en servicios físicos y centro de datos. Una violación de la seguridad en tus instalaciones puede comprometer la seguridad de los datos si se roban computadoras portátiles o de escritorio.

Si tienes datos en la nube, puedes eliminar cualquier información confidencial de forma remota o moverla a una cuenta diferente. Es difícil romper las medidas de seguridad en estas plataformas, por lo que tus datos estarán seguros.

Tiene una amplia gama de opciones

Ya te mencioné los principales grupos de servicios de computación en la nube, es decir, IaaS, PaaS, y SaaS. Cada uno de estos grupos tiene muchas subcategorías que varían según sus proveedores.

Por ejemplo, si estás buscando un software, tendrás cientos de opciones diferentes. Podrás elegir los proveedores de servicios con las mejores características y tarifas para el servicio que tu empresa necesita.

¿Habías considerado antes moverte antes a los servicios de computación en la nube? ¡Hazlo, definitivamente vale la pena!