¿Tienes una marca digital? ¿Deseas llegar a miles de personas? Definitivamente tienes que manejar a la perfección las distintas estrategias de marketing online que tienes a tu alcance.

¿Qué es el marketing de contenido?

Esta estrategia de marketing digital ha demostrado ser muy efectiva, y por eso es bastante popular. Se enfoca en publicar contenido relacionado con tu marca que sea de buena calidad, informativo y de interés para el público en general, para, de esta manera, atraer a posibles clientes.

Sus objetivos son lograr que los clientes confíen en ti, hacerse con el mando en el sector, obtener un importante flujo de tráfico y darle popularidad a la marca.

¿Cómo funciona?
Está enfocado mayormente a aquellos consumidores que aún no se deciden a adquirir el producto, por lo que están buscando información y ampliación de conocimientos, que es precisamente lo que tú vas a darles.

A este público tendrás que enseñarle sobre el producto, por lo que la comunicación constante es imprescindible para que lleguen a ser tus clientes.

¿Por dónde empiezo?

      1. Identifica el público al que irá dirigido
        Este paso es súper importante y no debes saltártelo, porque es lo que va a decidir si la estrategia tendrá éxito o no. Para esto, puedes crear un perfil específico de tu target especificando todos los datos relevantes. Esto incluye:

        • Demográficos: sexo, edad, ubicación, situación económica, ocupación, estado civil, nivel de estudios…
        • Preferencias: valores, pasiones, lifestyle, cualidades, pasatiempos, intereses…
        • Uso de internet: tipos de usuarios, sitios que frecuentan, redes sociales que utilizan, dispositivos más utilizados…
        • Costumbres de consumo.
      2. Define las etapas de consumo
        Existen tres etapas de consumo, y el contenido es diferente para cada una. Estas son:

        • Primera etapa: También conocida como parte alta del funnel. Es la etapa inicial de los consumidores, cuando no saben mucho sobre el producto y solo están buscando información y marcas en las cuales confiar. El contenido debe ser totalmente educativo, sin nada de publicidad. En esta etapa es cuando atraerás la mayoría del tráfico, y debes publicar mayormente textos cortos, libros electrónicos, infografías, videos informativos, entre otros.
        • Segunda etapa: En esta etapa (también llamada mitad del funnel) los consumidores ya poseen más información sobre el producto, y proceden a hacer comparaciones y buscar opiniones sobre las diferentes marcas. Aquí el tipo de contenido debe ser mitad informativo y mitad comercial.
        • Tercera etapa: Es también la última, donde el consumidor ya está preparado para realizar la compra, y por esto debes bombardear con contenido totalmente comercial, para que ninguna otra marca se te adelante.

      Ahora que tienes tu target claro, puedes empezar a crear contenido.

      Crea un plan

      No puedes empezar a publicar contenido sin norte alguno, porque no llegará a ningún lado. Mejor plantéate una serie de preguntas, como cuándo, quién, cómo, por qué y para qué. Ten en cuenta que el contenido debe ser útil, interesante pero que también sea relevante en los motores de búsqueda. Debes establecer metas a corto plazo, y para cumplirlas, esta guía sobre cómo cumplir metas a corto plazo te va a servir un montón.

      Para esto, trabaja siempre con palabras clave. Existen muchas listas que predicen la relevancia de las palabras clave, para saber si estás utilizando las correctas y las que atraerán a más personas.

      Puedes buscar inspiración en marcas de tu sector que sean exitosas. Evalúa qué les ha funcionado y por qué, y puedes tomar ideas. También identifica sus errores para que tú los evites.

      Debes estar en constante estudio de tu sector, atento a todas las novedades, para no quedarte atrás.

      Establece tu tipo de contenido

          • Artículos: Son los ideales para transmitir buena información sin extenderse tanto, por lo que deben abundar en tu estrategia.
          • Libros electrónicos: Mucho más largos que un libro, ofrecen información útil y ampliada pero sin llegar a ser pesada. Puedes ofrecerlo gratis si el consumidor ingresa su email. De esta manera puedes agregarlo a tu lista de email marketing.
          • Email marketing: Es la mejor forma para llegar a tus consumidores sin que ellos deban ir hacia ti, porque aparecerás automáticamente en su buzón de entrada (en caso de que no te marquen como spam). Debe ser contenido de interés para que no se den de baja, y no envíes muchos correos al día. Con uno diario o varias veces a la semana será más que suficiente.
          • Infografías: Es efectiva porque es visual, viral, sencilla de compartir y contiene información útil.
          • Estudios: Son geniales porque proveen datos reales en los que el consumidor se puede basar, además de ser referencia para tu sector.
          • Webinar: Ofrece información en directo, lo cual siempre es útil. Puedes publicarlo en tu blog o página web, enviarlo en tu newsletter, entre otros.
          • Presentaciones: Ofrecen contenido visual y escrito, lo cual las vuelve muy completas.