Al momento de iniciar un negocio, debes de tomar en cuenta muchísimos aspectos. No se trata simplemente del producto, sino también de a quién se lo vas a ofrecer, es decir: los clientes.

Los clientes (y en especial los fieles) son esenciales para cualquier negocio (online o no). Para conseguirlos debes de aplicar las diferentes estrategias de marketing online y así aumentar tus ganancias y clientes también.

En este artículo te damos los mejores consejos para que atraigas clientes fieles y mantengas la rentabilidad de tu negocio al tope. ¡No te despegues!

1. Conoce y entiende a tu cliente

Lo más importante para hacer que un comprador se vuelva fiel a tu marca, es entender todos los posibles mensajes que este quiera hacerte llegar.

Es decir, debes conocer lo que más les gusta de tu producto para mantenerlo, así como también, lo que les disgusta para mejorarlo.

De esta manera, no solo se sentirá satisfecho por su compra, sino que además, se sentirá que es importante para ti y tu empresa.

A través del marketing de contenidos, podrás crear contenido interesante y al mismo tiempo, analizar el impacto que éste causa en los clientes.

2. Ofrécele toda tu atención

¿Cuántas veces te ha pasado que necesitas hacer una queja sobre un producto y no hay nadie a quién hacerla? O bien, la haces y nadie hace nada para resolverla.

En esto se basa la atención al cliente. Debes hacerle saber a tu cliente que siempre estarás ahí para escucharlo y solventar los inconvenientes y dudas a la brevedad posible.

Para que este método sea efectivo, es importante que dejes una dirección de contacto (redes sociales, número telefónico, email) para que los clientes puedan comunicarse contigo.

Recuerda que ser vendedor es un trabajo a tiempo completo.

3. Pide disculpas de ser necesario

Intencionalmente o no, todos cometemos errores. Somos seres humanos y estamos expuestos a eso. Ley de vida.

Si bien en las ventas los errores pueden pagarse caros, no hay nada en el mundo que no tenga solución.

Si has actuado de la manera incorrecta, si has olvidado responder un comentario, queja o sugerencia, si no has contestado la llamada de un cliente, pues en definitiva, fallaste, pero puedes remediarlo.

Al pedir disculpas, mostrarás tu lado humano y tu cliente se sentirá identificado contigo, ya que él también comete errores.

Lo importante es saberlo reconocer y, ¿Por qué no recompensarlo con algún cupón o descuento en tu página? ¡Lee el método siguiente!

4. Retribuye a los que siempre han estado ahí

El interés por fidelizar a un cliente debe mantenerse con el paso de los años. Si al principio haces todo por conquistarlo y después lo olvidas, estás cometiendo un grave error.

Debes mantenerte interesado siempre, a pesar de que lleve años adquiriendo tus productos y para esto puedes optar por diferentes opciones.

Por ejemplo, podrías enviarle de vez en cuando cupones de descuentos para ser utilizados en su próxima compra.

También puedes exonerar el envío si gasta por ejemplo, más de $50 en la compra.

Estos métodos sirven de motivación, no sólo para que sigan adquiriendo tus productos, sino también para marcar diferencia frente a la competencia.

A todos nos gusta que nos recuerden que somos especiales, y tus clientes no son la excepción.

Tal y como lo mencionamos en el punto anterior, también podrías enviar un regalo a algún cliente para calmar las aguas.

5. Construye una buena relación

Vender no solo significa ofrecer un producto a cambio de dinero y listo. Sería muy fácil, ¿verdad?

Lo cierto es que para conseguir que un cliente sea fiel, debes ir un poco más allá de lo simple.

Con esto nos referimos a que también debes mostrarte interesado por el cliente. Es decir, si sus problemas se han visto resueltos usando tu producto y/o servicio o qué necesitan exactamente para resolverlos.

El uso de las palabras correctas también es de gran ayuda, hay que saber persuadir al cliente.

No se trata de mentir para que ellos escuchen lo que quieren, si no saber cómo transmitir la verdad y calidad de lo que ofreces.

Siguiendo los consejos anteriores, verás lo fácil que puede llegar a ser crear clientes leales y fieles. Si antes te resultaba imposible, ahora será pan comido.

No olvides también el prestar atención a aquellos clientes nuevos y potenciales. Es importante mantener un equilibrio para fidelizar a los antiguos y al mismo tiempo, conseguir nuevos para que puedas volverlos fieles a futuro.

Ser un buen vendedor consta de mucha práctica, errores y fracasos, pero luego de leer este artículo tu éxito está escrito. ¡No te detengas!