En muchas ocasiones nos esforzamos por promocionar un negocio, pero aun así pareciese que todos los esfuerzos fuesen en vano. Pareciese que hiciésemos algo mal porque nuestros clientes deciden abandonarnos e irse con la competencia.

En este momento es cuando nos preguntamos por qué ocurre este fenómeno. Por ello, queremos presentarte algunas de las causas o motivos por lo que tus clientes terminan prefiriendo a la competencia.

¿Por qué los clientes se van?

1-Los precios de la competencia son competitivos: este factor suele ser decisivo al momento que un cliente decide realizar una compra. Por supuesto que irá con quien le de mejores precios. No obstante, no es necesario que rebajes todos los precios de tus productos para atraer clientes. Pues, para estos, es importante el precio, pero también la calidad de lo que ofreces y qué tan satisfechos parten de tu tienda, por lo que puedes compensar una cosa con la otra y brindar una excelente experiencia al usuario.

2-La competencia trata bien a sus clientes: este elemento es imprescindible si deseas que tus clientes sean fieles a tu marca. No sólo se trata de vender un producto o un servicio, sino también de ofrecer una atención que sea exclusiva, y le haga sentir especial. De ser posible, se deben incluir aspectos que la personalicen. Si es posible, indaga qué tipo de atención al cliente ofrece tu empresa para tu tienda se esfuerce en hacerlo mejor. De hecho, es importante que todos los empleados sigan la política del buen trato que implementes.

 3-No ofreces garantía: y esto es importante para los clientes, quienes desean este tipo de factor al momento de llevar su producto o servicio, ya que les ofrece mayor seguridad sobre lo que llevan consigo. Este factor permite que la reputación de nuestra tienda también aumente y que los clientes nos prefieran.

4-La competencia ofrece los productos ideales: aquellos que el cliente realmente necesita. Y esta es la razón por la cual debemos conocer el mercado al cual nos introducimos y segmentar a nuestro público, a fin de poderles ofrecer lo que realmente ellos desean obtener, con lo cual se identifican y que puedan saber que en nuestra tienda pueden adquirirlo.

5-La competencia se ha instalado en el inconsciente del consumidor: gracias a sus estrategias de marketing y la imagen que han proyectado. Este motivo debe constituir un impulso para lograr mejorar nuestras estrategias de publicidad y examinar qué tan bien estamos posicionados dentro del mercado.

6-La competencia es más visible: y los clientes pueden llegar rápidamente a ella. El sitio en el cual esté ubicado el negocio es crucial para los negocios, entre otros factores como, por ejemplo, si está muy lejos de la ciudad, si cuenta con un estacionamiento, entre otros elementos.

7-Tienen mejor posicionamiento: en los resultados que arrojan los buscadores. Esto, sin duda, hará que los clientes accedan primero a esas tiendas y realicen allí sus compras. Este es un motivo para que tu tienda cuenta con un sitio que esté optimizado y emplee estrategias de SEO para que los clientes puedan verla de inmediato.

Estas son algunas de las razones por las cuales los clientes deciden acudir con la competencia. Sin embargo, otro factor a tomar en consideración es la reputación de nuestra empresa, y esto es crucial e influye mucho en la toma de decisión de los clientes.

Recuerda estudiar qué reputación tiene tu negocio y trata de mejorarlo. Quizá sea necesario que empieces a crear nuevas estrategias de marketing para hacerle ver a tus clientes el valor que poseen tus productos o servicios.

 También, más que ser un vendedor, debes mostrarte como un experto en el cual los clientes puedan confiar, y en esto influye mucho, tanto los colores que utilices como el logo de tu empresa, y la manera en la cual te expreses cuando estés delante de tus clientes.

Si tus clientes sienten desconfianza por tus productos o servicios, o tu negocio no les transmite buena sensación, irán a otro sitio en el cual se sientan más seguros de realizar sus compras.

El hecho de que puedas conocer los motivos por los cuales tus clientes puedan estar acudiendo a realizar sus compras con la competencia y no contigo, puede ayudarte a mejorar tus estrategias o implementar otras que sean mucho más efectivas. Nunca es tarde para renovar la imagen de tu empresa.